Article publicat a El Calendario del Ermitaño l’any 2008

La cronología 1

 

Los historiadores necesitan conocer las fechas en que se produjeron los hechos protagonizados por las sociedadeshumanas y también los acontecinientos naturales que afectaron a la humanidad (terremotos, inundaciones, etc.), Este conocimiento lo proporciona la ciencia llamada cronología, que tiene por objeto la medida del tiempo transcurrido entre los diferentes sucesos.

Antes de la invención de la escritura, la fijación de los acontecimientos históricos era muy imprecisa, pues aunque quedaba memoria de los hechos, faltaban referencias para evaluar el tiempo transcurrido entre ellos y se cometían errores en los cómputos.

Con la invención de la escritura, fué posible disponer de referencias cronológicas más fiables. Sin embargo, en los pueblos de la antigüedad existían diferentes sistemas de evaluar el tiempo (por ejemplo, el babilónico, el griego, el romano) y era difícil pasar de un sistema a otro. Es cierto que, desde tiempos antiguos, la unidad de medida del tiempo era el año, que se basaba en el movimiento de traslación de la Tierra alrededor del Sol. Pero la duración exacta del año solar o trópico, que hoy sabemos es de 365 días 5 horas 48 minutos y 49 segundos, era desconocida por los antiguos y se adoptaban valores más o menos erróneos. Por esto el establecimiento por Julio César, en plena época romana, del año juliano, representó un gran adelanto para la exactitud de los cálculos cronológicos. El año juliano es un año civil de 365 días, con un año bisiesto de 366 días cada cuatro años. El promedio de años comunes y años bisiestos se ajusta mucho a la duración verdadera de la revolución de la Tierra alrededor del Sol.

Ahora bien, los cronólogos, a lo largo de la historia, han acudido a las eras para fijar la edad de los acontecimientos. Las eras cronológicas parten de un suceso importante que sirva de punto de partida, desde el cual empiezan a contarse los años. Veamos alguna de las eras más notables.

Era de la Creación del Mundo o Era Judía

         Esta era toma como punto de partida el año 3983 antes de Jesucristo. Esta cifra u otras que se han obtenido a base de los datos genealógicos del Antiguo Testamento, no tiene hoy ningún sentido, ya que las ciencias modernas (geología, paleontología, antropología) dan para el origen de nuestro mundo no un punto de partida sino un período de muchos millones de años.

Era de las Olimpíadas

          Entre las eras creadas por los griegos, descuella la de las Olimpíadas. Se basaba en los Juegos Olímpicos, que se celebraban una vez cada cuatro años, entre el novilunio y el plenilunio que seguían inmediatamente el solsticio de verano. Se trataba de unas fiestas religiosas, culturales y deportivas que tenían lugar en la antigua ciudad de Olimpia. Según la leyenda, habían sido instituídas por el héroe Eracles (conocido en Roma con el nombre de Hércules).

          El historiador siciliano Timeo (siglos IV-III aC) fué el primero que adoptó la Olimpíada como elemento de cómputo cronológico. Y se aceptó para el cómputo, como año de la primera Olimpíada, el año 776 antes de Cristo. El ciclo de las Olimpíadas debió recibir la influencia de las perturbaciones que sufrió el año griego y no fué nunca una era civil, pero los historiadores, convencidos de sus ventajas, lo aceptaron en sus obras. Dejó de usarse al concluir el reinado del emperador romano Teodosio el Grande, el año 393 dC.

Era de la Fundación de Roma

          Toma como punto de partida la creación de la ciudad de Roma, pero es una fecha incierta, ya que se han dado las fechas 754, 753, 752 y 751 antes de Cristo. No obstante, siguiendo el cómputo del escritor latino Varrón, se suele adoptar como fecha de la fundación el 24 de abril del 753 antes de Cristo.

Era Hispánica o Era del César

          Es una era que se usó exclusivamente en la península Ibérica y comenzó el uno de enero del año 38 antes de Cristo, en que Augusto dió por terminada la conquista de la península y fué introducido el calendario Juliano. En el siglo VI le dió carácter oficial el rey visigodo Atanagildo y del occidente de la península pasó a Aragón y Catalunya durante la reconquista.

Era Cristiana o era vulgar

          Tiene como punto de partida la fecha del nacimiento de Jesucristo. Esta fecha fué establecida en el siglo VI por el monje Dionisio el Exiguo, que fijó el 25 de diciembre del año 753 de la fundación de Roma y decidió que el año 754 sería el primero de la Era Cristiana. Estudios posteriores demostraron que Dionisio el Exíguo se equivocó en sus cálculos y, en realidad, el nacimiento de Jesucristo tuvo lugar de 4 a 6 años antes de lo fijado como principio de la era. Pero cuando se descubrió el error ya se había consolidado la fecha citada. El uso de la Era Cristiana se extendió por los países de Europa y Carlomagno la estableció oficialmente en el año 800. Durante un tiempo hubo diferencias en el punto de partida, ya que algunas naciones tomaron como comienzo de la era el Día de Navidad, otros el día de la Encarnación o el día de la Resurrección. Por ejemplo, en el reino de Aragón, el rey Pedro el Ceremonioso, en el año 1350, adoptó la Era Cristiana de “Nativitate Domini”, con lo que la era comenzaba el 25 de diciembre, o sea, 7 días antes del primero de enero.

Era de Diocleciano o de los Mártires

          Se da este nombre al reinado del emperador Diocleciano, por ser la época en que fué más violenta la persecución contra los cristianos y mayor el número de mártires. Era calculada a partir del año 284 dC. Fué usada desde el siglo IV hasta el VIII en algunas regiones de Europa y hasta más tarde en Oriente.

Era mahometana o Hégira

          Esta era computa el tiempo desde el 16 de julio del año 622 (de la era común), día en que se produjo la huída de Mahoma de la Meca a Medina. Los años de esta era son lunares y tienen 354 días. Por esto el año musulman comienza cada año 10 o 11 días más pronto respecto el año solar.

.

Estanislau Tomàs i Morera

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà